Las orquídeas son símbolo de amor y belleza. Han fascinado al mundo desde siglos .Existen alrededor de 35.000 especies de orquídeas en todo el mundo.Su capacidad para adaptarse es muy grande, ya que puede crecer tanto a nivel del mar como en zonas muy elevadas. Las orquídeas que se venden son, principalmente híbridos.

Una de las causas más comunes por la que la orquídea no florece es la falta de luz. Se puede dividir la floración en dos épocas : primavera-verano donde hay que tener cuidado que la luz sea indirecta, ya que en esta época el sol es muy fuerte y las puede dañar, y otoño-invierno donde pondremos nuestra orquídea cerca de la ventana para que la de más la luz. Para estimular la floración de nuestra orquídea, es necesario que se produzca una diferencia de temperatura entre el día y la noche de 10ºC. Las orquídeas en general necesitan una humedad ambiental alta. Podemos poner la maceta sobre una bandeja con grava mojada, asegurándonos que las raíces no estén en contacto con el agua. Aunque ya se venden macetas con un tope para que las raíces no lleguen al fondo. Pulverizar las hojas con agua ,sobre todo en verano, va a favorecer  el desarrollo de nuestra orquídea. La frecuencia del riego dependerá de la especie y de otros muchos factores, como la temperatura, la luz,la ventilación el sustrato.

Siguiendo estos pequeños consejos tus orquídeas se mantendrán bonitas y sanas .